IMG_1381

Encima Wines y El Mago Chalupa

Cuando la tradición familiar, la pasión por El Bierzo y las nuevas generaciones se encuentran

Benito – con el chucho Koke en los brazos -, Marina, Merche y Encina frente a las instalaciones de ENCIMA WINES, en Molinaseca.
ARGICOMUNICACIÓN

Desde Encima Wines, no entendemos otra forma de hacer vino que no sea aplicando pasión, esfuerzo, compromiso familiar, dosis de tradición y mucha, mucha berciandad.

Decirlo, resulta fácil. Por ello os pedimos cordialmente, que no nos creáis. Nos gustaría poder demostrarlo con nuestro trabajo, con nuestro empeño a la hora de elaborar vinos; que sabemos serán capaces de sorprender y conquistarte. Como por ejemplo lo hace nuestro vino joven: El Mago Chalupa. Quién además de haber conquistado por supuesto todos y cada uno de los corazones de las niñas y niños bercianos, conquista también los paladares de los ya no tan niños. Y es que tanto para los amantes de la más característica y autóctona mencía, o para los más aficionados a un blanco fresco y amable con nuestro godello + jerez, el embajador por autonomasia de sus Majestades de Oriente en El Bierzo hechiza, hasta a los más exigentes.

A quien ya tiene en el bote nuestro Chalupa, es a Don Javier Pérez Andrés; quien el pasado 10 de enero nos dedicaba en el diario El Mundo las palabras que a continuación queremos compartir con vosotros. Porque qué mejor que unas líneas llenas de experiencia, de alguien que escuchó nuestra historia, comprende nuestro presente – y que ya visualiza nuestro futuro -, para contaros qué es Encima Wines. Para contaros cómo y quién es nuestro Mago Chalupa. A continuación, el artículo.

ENCINA OTERO ÁLVAREZ

BENITO OTERO Y EL MAGO CHALUPA

POR JAVIER PÉREZ ANDRÉS

BENITO OTERO Y EL MAGO CHALUPA

En cuanto pase la tormenta de la pandemia, una escultura del Mago Chalupa ocupará el exterior de la bodega Encima Wines situada en Molinaseca y acogida a la Denominación de Origen Bierzo. Benito, con esta iniciativa, rendirá homenaje a un personaje de fuertes raíces bercianas a quien dedica dos de sus vinos, que llevan en la etiqueta este simpático personaje, mensajero de los Reyes Magos y para muchos bercianos el cuarto rey. La carta ya está echada el día 5. Así comienza la nueva añada de esta bodega.

Hace muchos años, Manolo Fariña, que no es dudoso para nada, me dijo que la llegada de nuevas bodegas era bueno y necesario y añadía: pero que vengan del mundo del vino y que conozcan el mercado y el oficio.

Se trata de un personaje muy popular en la Navidad de Ponferrada y en El Bierzo, que surgió en aquellos años mineros de los sesenta y, por eso, su rostro está pintado de negro. Iniciativa de la emisora local Radio Juventud y del recordado locutor Ignacio Linares, quien ponía la voz al contestar las cartas de los niños de toda la comarca. Muchos retienen en su memoria sentimental la voz del Mago Chalupa y, entre ellos, Benito y su familia, Merche y sus dos hijas Encina y Marina. Todos ellos involucrados en el proyecto familiar. En especial la joven Encina Otero, titulada en música y piano – su madre es pianista -, formada en Ciencias Ambientales y Técnico comercial en Comunicación y Marketing. Hoy ya incorporada a la gestión de la bodega. Marina termina sus estudios de enología, como su padre.

En el año 2013, el enólogo Benito Otero inició su propia singladura en el vino berciano. Pertenece a una saga del vino que inició su abuelo Benito Otero y continuó Manolo, su padre. Benito se formó en Requena. La cantera de enólogos españoles. muchos gallegos y bercianos.

Por allí pasaron Caramés, Edelmiro, Fariña y muchos más. Coincidió con Auxás y Margüello. Después, se formaron Raúl Pérez, Ossorio y así una larga lista que fermentó en el oficio en Requena. Benito Otero es de la añada del 68. Por lo tanto, es uno de los enólogos que han contribuido a la modernización de los vinos bercianos. De ahí que haya formado parte de los cambios experimentados en el territorio de la mencía y de la emergente blanca godello, así como en los nuevos criterios de las prácticas culturales en la viña. Sus viñedos en el entorno de Los Barrios se cultivan con el certificado ecológico.

Benito, además, ha asesorado y asesora a otras bodegas, lo que incremente la credibilidad de este bodeguero berciano. El año pasado, las instalaciones de Encima Wines – acrónimo de Encina y Marina – incorporaron la sala de catas y de visitas, pues el enoturismo es una parcela obligada y aquí entra Encina Otero, que hoy se encarga de defender la imagen de una bodega familiar de largo recorrido en El Bierzo, de unos vinos modernos y de incrementar la exportación que por ahora apenas llega al 5% de las 50.000 botellas de media que comercializan todos los años con la contraetiqueta de la DO Bierzo. Los vinos de la bodega salen al mercado con un etiquetado sugerente. Los tintos de mencía: Para Muestra un Botón, la Cigüeña, Otero Santín – el vino de la familia – y El Mago Chalupa, que es un guiño a la tradición y cultura berciana. Es decir, vínculos y raíces de una bodega con su terruño.

Su ubicación en Molinaseca, a apenas 200 metros del Camino de Santiago, sin duda sugerirá a la joven Encina alguna iniciativa peregrina. La bodega cuenta con 12 hectáreas de viña propia y Benito Otero incorpora cada cierto tiempo distintas versiones sobre la base de diferentes fermentaciones y envases de roble, que van marcando el diferencial en el diseño organoléptico de sus tintos. Sin olvidar las apuestas por el blanco de uva godello, hoy imprescindible en la paleta organoléptica de El Bierzo en el siglo XXI.

Hay familias que ya forman parte de la historia del vino. Encina y Marina ya han entrado en ella.

JAVIER PÉREZ ANDRÉS

https://www.facebook.com/javierperezandresARGI/

Deja un comentario

botella

¡ESTAMOS DE PROMOCIÓN!
20% de descuento utilizando el código
JUNIO20

you look so young!

Encima Wines

Para cada ocasión el vino perfecto
y Encima es Bierzo

Estamos felices de que nos visites en nuestra bodega.
Pero antes de entrar tenemos que saber si eres mayor de edad